Rincón Popular

Lugar de encuentro para afiliados y simpatizantes del Partido Popular de España en Estados Unidos.

26 febrero, 2008

Carta a Juan José Núñez

Juan José:

Te escuché hoy en el programa de Ninoska Pérez Castellón en Radio Mambi. Me gustó mucho el programa y creo que expusiste claramente tus ideas y respondiste de manera acertada a las preguntas que te formularon.

Yo, cuando estaba en Cuba, escuchaba a Ninoska Pérez Castellón cuando era directora de la Voz de la Fundación, una emisora radial de la Fundacion Nacional Cubano-Americana que transmitía para Cuba con el objetivo de llevar información y romper la censura a que tiene sometido el régimen castrista al pueblo de Cuba. Y desde que estoy aquí en Miami, me gusta escucharla en su programa "Ninoska en Mambi"; y ahora, gracias a GenTv, podemos verla en el programa "Última Palabra". Yo soy un admirador de ella, la considero una gran profesional y una gran cubana, ya que ha puesto todos sus esfuerzos y su talento al servicio de la libertad de Cuba. Sus comentarios y puntos de vista coinciden con mis criterios, por lo que políticamente me siento muy identificado con las ideas y valores que ella representa.

Como cubanos, y ante el sufrimiento de nuestra patria, quisieramos que los políticos y gobiernos del mundo se mostraran solidarios con la lucha del pueblo cubano por su libertad, y que dieran pasos firmes encaminados a ayudar al pueblo cubano en su intento de romper el yugo que lo esclaviza, y que esa solidaridad se materializara en acciones efectivas más que en palabras. Por ver también las cosas desde esa perspectiva es que comprendo la postura de Ninoska con respecto a la gestión del Gobierno de Aznar y el tema de Cuba. Yo cuando el gobierno de Aznar me encontraba residiendo en España. Yo vine para Miami en abril de 2004, poco despues de la llegada de Zapatero a la Moncloa. Fui testigo del cambio de política hacia Cuba desde que llegó Aznar a la presidencia del Gobierno, y lo dificil que era hablar de la realidad cubana y exigir cambios y respeto a los derechos humanos de los cubanos; sólo con el más mínimo pronunciamiento en contra de Castro salía una manada de periodistas, artistas, comentaristas, locutores, etc. de extrema izquierda a acusar a Aznar de aliarse con el imperio yanqui en contra del pueblo cubano, como si Castro fuera el pueblo cubano. Recuerdo en estos momentos la primera página de un número de la revista Cambio16 que decía: "Cuba abandonada, Aznar no quiere a Fidel". Toda la maquinaria de propaganda de la izquierda estaba programada para influenciar en la opinión pública y hacer creer que cualquier gesto de distanciamiento con Castro era aliarse con los Estados Unidos y era en contra del pueblo cubano, que feliz y contento se encontraba con su socialismo a 90 millas de su más enconado enemigo. Recuerdo la desinformación y manipulación que se llevaba a cabo en las tertulias de María Teresa Campos y periodistas de la llamada "prensa plana", de la radio y de la televisión que se empeñaban hasta el agotamiento en ocultar la verdad de Cuba y querían vender la imagen de un pais bloqueado y asfixiado por un poderoso enemigo, y un pueblo que resistía heróicamente junto a un gobierno y un sistema que apoyaban y habían elegido.

Pese a ese clima tan hostil, el Sr. Aznar mantuvo su postura de defensa de la libertad y de respeto a los derechos humanos, al que tiene derecho el pueblo de Cuba como cualquier otro pueblo, y logró un cambio importante en la política de la Unión Europea respecto al régimen castrista. Política que mucho molestó a la izquierda comprometida con Fidel Castro y que el Sr. Zapatero se apresuró a cambiar desde su llegada al poder hasta convertirla en una política de escandalosa colaboración con la dictadura y de espaldas al sufrido pueblo cubano.

Yo creo que José María Aznar, más allá de lo que pudo haber hecho o lo que dejo de hacer, tiene el valor ético y moral de haberse enfrentado a un compacto bloque de izquierda que luchaba por mantener silencio ante los horrores del castrismo, y tuvo la osadía de expresar su apoyo a la disidencia cubana y a los grupos opositores, aún sabiendo que esa postura producía la ira de la izquierda recalcitrante que no escatimaba esfuerzos en tratar de deteriorar su imagen y de presentarlo ante la sociedad española como un servil amigo del imperialismo yanqui. Yo que viví en España durante esa etapa valoro de manera positiva la política de Aznar respecto a la problemática cubana, más alla de algunos criterios en lo que pueda no estar de acuerdo. Pero esa valoración es debido a que me encontraba en España durante esos años, puede ser que de no haber sido así y de haber estado en Miami desde un principio, hoy mi criterio fuera diferente y opinara de manera distinta sobre Aznar y su política hacia Cuba.

Gracias al programa de hoy me enteré que el Consulado Español en Miami estaría abierto el sábado y el domingo 2 de marzo hasta la 1:00 P.M. para poder votar y así no tener que hacerlo por correo, así no tengo que perder tiempo de trabajo y puedo ir el domingo 2 de marzo a depositar mi voto.

Mucha suerte y gracias por sus palabras de apoyo a la causa de la libertad de Cuba.

JOSÉ RAÚL CASTELLS (MIAMI, FLORIDA)